FORMULAS PARA VIVIR 100 AÑOS: Cocina Variada

SALUD PARA UNA VIDA DURADERA

Mostrando entradas con la etiqueta Cocina Variada. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cocina Variada. Mostrar todas las entradas

miércoles, 24 de junio de 2015

Pastel de zanahoria y piña

El pastel de zanahoria es un dulce muy extendido en Norteamérica. Consiste en un suave bizcocho de zanahoria con una cobertura de queso crema y vainilla, que hace que esté delicioso. Este postre está empezando a entrar en España y ya se ve en los mejores restaurantes. ¿Qué mejor idea entonces que aprender a hacerlo? Aquí te presentamos una de sus variaciones: el pastel de zanahoria y piña.


Opción 1: Pastel de zanahoria y piña



Ingredientes:

  • 2 y ½ de harina
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 lata de piña en conserva
  • ½ taza de aceite
  • 3 huevos
  • 2 tazas de azúcar
  • 2 tazas de zanahoria rallada
  • 400 g de queso crema
  • 1 vaso de azúcar

Procedimiento:



  • Tamizar la harina, la sal, la levadura y la canela en polvo. Mezclar bien.
  • Triturar la piña en conserva junto con su almíbar en una batidora hasta que se haga puré.
  • Añadir al puré de piña, los huevos, el aceite, el azúcar y la zanahoria mezclando manualmente hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Poco a poco ir añadiendo la mezcla de harina, removiendo constantemente para que no salgan grumos.
  • Engrasar con mantequilla y enharinar un molde para horno (mejor si es redondo).
  • Hornear a 180ºC durante unos 50 minutos.
  • Dejar enfriar antes de desmoldar para que no se desmigaje.
  • Mientras tanto, batir con unas varillas el queso crema con el azúcar hasta formar una pasta cremosa.
  • Una vez enfriado el bizcocho, cubrirlo por completo con la mezcla de queso y meterlo en la nevera para asentar la cobertura.

Opción 2: Pastel de zanahoria con coco y piña

Ingredientes:

  • 3 tazas de harina
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 ½ tazas de aceite
  • 4 huevos
  • 1 cuchara de extracto de vainilla
  • 1 ½ tazas de nueces picadas
  • 1 ½ tazas de cocos dulces rallados
  • 2 tazas de zanahoria peladas y ralladas
  • 1 taza de piña en almíbar (sin el almíbar)
  • 1 paquete de queso crema a temperatura ambiente (tipo Philadelphia)
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadita de zumo de limón
  • 2 ½ tazas de azúcar glas

Procedimiento:

  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Engrasar con mantequilla dos moldes de bizcocho redondos (del mismo diámetro).
  • Mezclar todos los ingredientes secos (harina, azúcar, sal, bicarbonato y canela) en un recipiente.
  • Agregar el aceite, los huevos y la vainilla. Remover bien.
  • Añadir las nueces, el coco rallado, las zanahorias ralladas y la piña hecha puré. Batir con la batidora hasta que no queden grumos.
  • Poner la mitad de la mezcla en uno de los moldes y la otra mitad en el otro.
  • Hornear entre 45-50 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.
  • Dejar enfriar los bizcochos en una rejilla.
  • Mientras tanto, preparar la cobertura. Para ello, batir el queso crema con la mantequilla e ir agregando poco a poco el azúcar glas, batiendo hasta que no queden grumos. Finalmente, añadir el zumo de limón y el extracto de vainilla.
  • Cuando los bizcochos estén fríos, cubrir la superficie de uno de ellos con cobertura, colocar el otro encima y cubrir la parte superior y los laterales con la cobertura de queso.
  • Decorar, si se quiere, con nueces enteras.

domingo, 24 de mayo de 2015

Razones por las que nos gruñe el estómago que seguro no conocías

Razones por las que nos gruñe el estómago que seguro no conocías



Ese ruido que sentimos en el estómago cuando tenemos hambre no sólo ocurre cuando queremos comer, sino por otras razones. Si bien la mayoría de las personas piensa que esa es la única respuesta, lo cierto es que existen varias razones por las que nos gruñe el estómago que seguro no conocías . Aprende sobre ellas en este artículo.



Antes de empezar, conoce un poco más del aparato digestivo

Es bueno que aprendamos o recordemos algo de lo que nos han enseñado en la escuela en relación al estómago y al aparato digestivo en general. De esta manera podremos explicar mejor por qué nos “suenan las tripas” en cualquier momento del día.
El sistema digestivo es un tubo que comienza en la boca y termina en el ano. Hasta aquí nada nuevo. Este tubo está conectado con diferentes órganos, todos importantes para llevar a cabo el proceso de digestión. Una de las actividades primordiales es la manera en que propulsa el alimento: con ondas de contracciones musculares que se mueven y van empujando la comida (esto se llama peristalsis). Estas contracciones también sirven para mezclar lo sólido con lo líquido y con los jugos gástricos, para formar el bolo alimenticio.
Bueno, ahora si, en cuanto al gruñido estomacal, tiene mucho que ver con este trabajo, ya que mientras se están “batiendo” lo sólido y lo líquido, el cuerpo produce aire y gases. Las burbujas se van apretando con las paredes del estómago y ese es el sonido que escuchamos (y que a veces pueden hasta escuchar los que tenemos al lado). Estos ruidos ocurren todo el tiempo y no sólo en aquellos momentos que tenemos hambre (como se cree popularmente). La diferencia es que cuando se producen con el estómago lleno, no los llegamos a percibir. La comida amortigua el sonido de las burbujas de aire reventando, básicamente explicado.
Ahora bien, si tenemos el estómago vacío, ¿por qué se producen contracciones musculares? Esto se debe a que dos horas después de que se vacía, el estómago empieza a producir ciertas hormonas que estimulan los nervios y envían un mensaje al cerebro (que dice “es hora de comer de nuevo”). El cerebro responde a este llamado con una orden de movimiento en los músculos digestivos, lo que quiere decir que se están preparando para hacer la peristalsis. Las contracciones barren lo que ha quedado de comida en el estómago y, además, pueden provocar hambre, repitiéndose cada un tiempo determinado hasta que comamos y no escuchemos más los ruidos.

Gruñidos excesivos en el estómago, ¿A qué se deben?

Lo indicado antes es lo “normal” en el estómago de una persona. El problema radica en aquellos que sufren bastante por los gruñidos estomacales, se sienten mal, no pueden hacer ninguna actividad, etc. Los ruidos excesivos en el estómago pueden tener diferentes causas, más allá de tener hambre.

Dietas muy estrictas

Si comemos mucho menos de lo que estamos acostumbrados de la noche a la mañana, el cuerpo no sabrá cómo actuar al respecto. Los régimenes alimentarios que restringen una gran cantidad de alimentos y calorías suelen provocar ruidos excesivos en el estómago, debido a que éste casi siempre está vacío o bien lo que se ingiere se digiere en pocos minutos, por lo cuál, el aparato digestivo envía señales al cerebro de que tiene hambre todo el tiempo.

Consumo de bebidas gasificadas

Como se explicó antes, los ruidos en el estómago se deben a la creación de gases y aire al mezclar la comida. Si bebemos refrescos y otras bebidas gasificadas, entonces, podemos aumentar la cantidad de burbujas que se revientan en las paredes del estómago. Cuando el cuerpo no puede eliminar o expulsar estos gases de manera natural, mediante las flatulencias o los eructos, lo hará en el estómago. Lo mismo puede ocurrir cuando se tienen el mal hábito de comer muy apurado y tragar aire junto a los alimentos.

Intolerancia a ciertos alimentos

El ejemplo más frecuente es la lactosa, presente en la leche, el yogur, la crema y el queso. Cuando este componente se queda mucho tiempo en el estómago o en el intestino, las bacterias se lo comen y producen más cantidad de gases o burbujas en este proceso. Por ello es que nos podemos sentir pesados o llenos de aire al comer algo con lactosa.

Úlceras

Las úlceras en el estómago también causan ruido, pero la diferencia es que se trata de un sonido constante y fuerte, acompañado de dolores y muchas molestias, sin importar si ya se ha comido o no. Es necesario consumir los alimentos adecuados para no agravar la situación.

Síndrome de Colon Irritable

Los síntomas son similares a los de la úlcera, porque además de haber ruidos en el estómago, se sufre de dolores fuertes, sobre todo después de comer ciertos alimentos.

¿Cómo detener el gruñido en el estómago?

Siempre y cuando los motivos por los que cruje el estómago no sean una enfermedad o patología, podemos aprovechar estas recetas o consejos:
  • Mastica más los alimentos. Así el proceso de mezcla entre lo sólido y lo líquido no produce tantos gases.
  • Bebe un té después de comer, disfruta de una infusión de menta que calma el estómago.
  • No respires profundamente, esto es mientras estás comiendo, porque todo ese aire irá directo al aparato digestivo junto a la comida.
  • Come menos. Los bocadillos o snacks, simples de digerir, no permitirán al estómago dar la señal de alerta al cerebro de que está vacío.

lunes, 11 de mayo de 2015

ENSALADA FRÍA DE PASTA CON PIMENTÓN ASADO Y MOZZARELLA



Las ensaladas de pasta frías son una maravillosa opción si quieres una comida sana, fresca y fácil de preparar. Puedes mezclar cualquier cosa que tengas a mano y además, las puedes preparar con antelación.


Una porción de esta ensalada contiene apenas 394 calorias: 24% de carbohidratos, 47% de grasas y 29% de proteinas. Es además, una buena fuente de proteínas, vitamina A, vitamina B12 y selenio, y una excelente fuente de vitamina C (más del 100% del requerimiento diario!).


INGREDIENTES (PARA 4)

IngredientesCantidad
300 gPasta corta
250 gPimentón Rojo, asado y picado en tiras
3 cdasAlcaparras, escurridas
1/4 tazaAlbahaca fresca, finamente picada
200 gMozarella fresca, picada en cuadritos
180 gAtún (envasado al agua), escurrido y desmenuzado
al gustoSal y pimienta
2 cdasAceite de Oliva extra virgen

PREPARACIÓN:

  1. Cocina la pasta en agua hirviendo. Una vez que esté lista, escurre y viértele agua fria para parar la cocción. Vuelve a escurrir y agrégale 1 cucharada de aceite de oliva, mezclando bién para evitar que la pasta se pegue. Déjala a un lado para que se enfríe.
  2. Mezcla el resto de los ingredientes en un tazón y agrega la pasta. Mezcla bien y añade la cucharada restante de aceite de oliva. Sazona con un poquito de sal y pimienta.

Receta de Postre de limón y leche condensada



    Ingredientes para Postre de limón y leche condensada
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    Pasos para preparar Postre de limón y leche condensada
  1. Antes de empezar con la preparación del poste de limón tienes que dejar listos todos los ingredientes. Para ello, deberás exprimir los dos limones y rallarlos, pues neceistamos tanto el jugo como la ralladura de la cáscara. Si lo deseas, para hacer este postre más saludable y menos pesado, puedes preparar tu propia leche condensada light siguiendo esta receta.
  2. Ahora que lo tienes todo listo, bate la crema de leche y, en cuanto empiece a espesar, incorpora el jugo y la ralladura de los limones, todo ello sin dejar de batir. Una vez incorporados, añade la leche condensada y sigue batiendo



  • Reserva la crema anterior y coge otro recipiente. En este bol coloca las vainillas y mójalas con el licor o la leche. Las vainillas son unos bizcochos alargados y planos, con azúcar espolvoreado. Si lo deseas puedes preparar tú mismo las vainillas

  • .
  • Ahora coge un molde de cristal y coloca una capa de vainillas mojadas y otra de crema. Sobre la crema de leche y limón, vuelve a poner otra capa de vainillas y de nuevo otra de crema, y así hasta finalizarla. Lo ideal es que la última capa sea de crema de limón.



  • Cuando tengas el postre de limón y leche condensada terminado, resérvalo en el frigorífico para que cuaje y se enfríe. Una vez frío, ya puedes servirlo. Si lo deseas, puedes decorarlo con ralladura de limón espolvoreada o merengue casero.


    Redes Sociales

    siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter Canal de youtube

    Bendición Diaria

    Suscribete

    Síguenos En Facebook

    Síguenos Por Email:

    Traducir esta pagina